lunes, 30 de mayo de 2016

Pan con Membrillo (Torozo)



La semana pasada pudimos "saborear", nunca mejor dicho, una de esas vías imprescindibles del Torozo, que llevaba mucho con ganas de hacer...

El Torozo siempre deja buen recuerdo, y es que la calidad de roca de este paño sur es fantástica, las vías nunca desmerecen.
El ambiente del largo clave de esta vía es excepcional, a pesar de que lo encontramos con algo de humedad y aguilla en la fisura, razón por la que nos resultó un poco más durillo de encadenar de lo reseñado.

Empezamos por las placas equipadas con alejes a la derecha de "Cada vez que ladras...", decidí empalmar los dos primeros largos cosa que hubiera sido una buena idea, de no ser porque la R2 ha sido eliminada.
Con esta R llegas justito con 60mts a la derecha de una amplia y cómoda terraza, pero al no estar, te tienes que ir unos 15m al lado opuesto izquierdo a montar la R de otras vías, con lo que nos vimos obligados a hacer los últimos metros en ensamble. Aún así ahorramos tiempo.

El tercer largo tiene dos opciones por el muro en su primera mitad, ambas equipadas con alegría pero con muy buena roca y la segunda mitad donde encontraremos un clavo y algún amigo hay que poner, hasta llegar a los pies de la fantástica fisura diedro...


Largo 3



De forma un poco incómoda hay que acomodarse sobre el amasijo de bloques y lajas rotos por el famoso desprendimiento. La reunión a montar no resulta muy evidente y la estancia es bastante precaria, Por suerte íbamos cordada de 2, pues juntarse 3 debe resultar mucho más peligroso. Los bloques no ofrecen mucha confianza, están asentados malamente, y es probable que algún invierno de estos se terminen de caer.
Se observa perfectamente la ubicación de la R4 de cancamos que ha sido de nuevo violada, pues el motivo de que no esté, no es el famoso desprendimiento, si no la eliminación cuidadosa y premeditada, igual que la R2.
No es mi propósito entrar en el eterno debate de porque alguien pone y otro quita, pero dejar claro que la causa no es por la rotura.

El hecho es que debemos calcular un juego bien completo de friends, con alguna pieza grande para la R improvisada y piezas medianas repetidas pues el largo tiene 40m y necesitaremos bastantes... yo metí 10 amigos y un fisurero, más los 2 de la R.






Un par de momentos del largo 4





Otra par de tomas, ahora desde arriba para sacar a Berta que liberó el largo con mucha soltura y elegancia. Hay que destacar que en pared, tiene también merito escalar limpiamente, aunque sea de segundo, pues al hecho de tener que ir recogiendo los cacharros, se suma el tener que superar los pasos a veces aéreos con vuelos laterales que no son nada apetecibles...  









La R4, ya en una cómoda repisa y con los 2 cancamos de turno, la vía se relaja mucho, aunque aun quedan unos primeros metros de muro de Vº de protección delicada, después la cosa se queda en IIIº.
Los dos últimos largos en terreno de trepadas los hicimos en cuerda corta pues ahorras mucho tiempo y ganas en comodidad.


En el Largo 5





Ordenando la cabulleria en la R5 montada en un gran puente de roca sobre una lasta, para salir cómodamente por la trepadas...


















un par de imágenes del Torozo Norte
                               
 






Como tantas veces, agradecido por ser un privilegiado por poder realizar estas actividades, y tener una gran compañera con quien poder compartirlas. Agradecido de que el destino me haya permitido vivir de este modo y poder compartirlo. Agradecido de poder apreciar la belleza de este deporte y todo lo que ello te aporta para la vida. Agradecido a todos aquellos pioneros que nos marcaron el camino, aunque luego finalmente cada uno tenga que recorrer el suyo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

En breve aparecerá tu comentario, tan pronto lo apruebe el administrador.
Gracias por participar y comentar.