jueves, 9 de julio de 2015

Galayos, sobre respeto y educación.



Recogiendo el testigo, de Jorge Tost, de la mano de Solo Boulder, sobre un post que he tenido la oportunidad de leer esta tarde dedicado a Hoya Moros, Hoya Moros, el legado..
Comparto plenamente todo lo relatado y por desgracia comparto la apreciación del autor en cuanto la entrada no se dedica a transmitir experiencias, sensaciones y emociones junto con preciosas fotos, que es lo que todos esperamos. Por contra tiene que dedicar la entrada a la educación medioambiental, dada la fragilidad y delicadeza del entorno en cuestión.

Y en seguida me vienen a la cabeza las experiencias vividas recientemente en otro lugar mágico, entorno maravilloso y privilegiado en que he estado un par de salidas de varios días recientemente. Los Galayos...

Y por desgracia tengo que sentir la misma necesidad de alertar, de criticar y de fomentar el respeto y la educación que brilla tanto por su ausencia.
Hay infinidad de blogs, de post y reportages que nos trasmiten esas sensaciones, croquis, piadas y fotos fantasticas...
Por eso hoy, y recogiendo el testigo de los antes mencionados, tengo la necesidad de quejarme.
Por mi, por toda la gente que ama y respeta ese lugar, por los que allí nos acogen en el refugio, y por respeto a la historia escaladora que alberga ese lugar.
Tengo el placer y el honor de compartir una grata amistad con uno de los actuales guardas del refugio Victory. Boungalow privilegiado a dos mil metros de altura que nos a reportado tantos gratos momentos y protegido en tantas ocasiones. Del anterior guarda, que decir, mi eterno agradecimiento por sus 20 años de pasión y paciencia, de entrega y altruismo. De autenticidad y como no, de autoridad cuando era necesario.

Estoy convencido que los actuales guardas, están y estarán a la altura del legado tan grande que reciben. Me consta que así es, y de lo cual me alegro mucho.

Y quiero reivindicar desde aquí respeto hacía esas personas y hacia este lugar tan especial.

He tenido la oportunidad de comprobar en persona, aparte de la poca o mala educación que se les procesa,  tanto a los guardas, como al entorno, la total inconsciencia de algunas personas. Y es que por lo general, cuando obramos mal, no es por mala fe, que algunas veces, las menos, si existe; sino por una completa ausencia y noción del error o mal que estamos cometiendo.

Hablar de como hacer nuestras necesidades en un lugar tan frágil es lo primero y encontramos un enlace al final del post de Solo Boulder Hoya Moros titulado Así se caga en el campo
Es importante porque la mayor parte de la basura de Galayos pertenece al material de aseo necesario para este ejercicio. También existe la dificultad añadida al sistema tradicional, pues la roca viva de la zona no permite cavar.

Pero yendo un poco más allá, quiero denunciar el egoísmo y la ignorancia. Las personas traen al monte sus carencias, sus miserias, la falta de respeto porque es lo que maman en su día a día. La sociedad es maleducada en general, y aunque no sean los culpables, han de ser amonestados y llamados al orden, pues las normas de convivencia han de ser comunes en la ciudad y en monte.

Y es que todos nos escandalizaríamos si en nuestra vecindad, nos dejaran la basura en la puerta de nuestra casa por ser el presidente de la comunidad, por ejemplo. O si nos vinieran a reclamar y culpar a nosotros por que la compañía de agua ha cortado el suministro. O también sería un sobresalto encontrarte al vecino haciéndose la cena en tu cocina porque a él se le ha acabado el gas.

Son unos simples ejemplos que todos entendemos.

Entonces porque será tan difícil entender para algunas personas, que dejar tu basura a hurtadillas en el refugio, para que te la baje en guarda, o sus amigos es algo intolerable.
Será por esa sensación de la cultura del bienestar "malentendido por muchos" de que yo soy en ombligo del mundo y los demás están para servirme.
Pues si señores, nos toco bajar la bolsa de basura de algún impresentable que consideraba que la gente del refugio está para servirle. Y lo peor de todo es que fue un paseante ocasional no hospedado en el refugio, el cual lo considero como su punto limpio particular.
También llaman la atención las entradas triunfales en el refu reclamando que porque no sale agua por el grifo. Se ha de saber que ese grifo, y los 300 metros de manguera que lo separan del aljibe, no han llegado ahí por ciencia infusa, sino que son obra y mantenimiento de los refugieros, que regularmente se dan el paseo y la trepada para mantenerlo operativo, porque no está regalado el acceso al aljibe; a menudo hay que desobstruir la toma, por la que se ha colado algún ratonzuelo o musaraña, o bien por alguna burbuja se ha perdido la continuidad del flujo (que funciona por el simple sistema de diferencial de alturas y la ley de la gravedad), y se ha cortado el suministro. Cuando amablemente se les explica la causa y el modo de recuperar el agua y se sugiere que pueden aportar su granito de arena yendo a revisar la instalación, en general la gente no puede porque "es que ya nos bajamos, vamos con prisa", o tienen prisa porque "vamos a escalar", y tienen la desfachatez de irse sin decir ni pío.
Curioso es el caso de encontrarte algún espabilado guisando en la zona privada de los guardas, y la gente con todo el morro se hacen los sorprendidos cuando se les dice que esa cocina y ese gas no han llegado solos al refugio.
Y que decir de los "presuntos ladrones" que se toman la libertad de coger unas cervezas fresquitas de la nevera privada, en un momento de ausencia del guarda, y cuando los pillas te dicen..."no, si te las pensábamos pagar".

Aún nos queda mucho camino que recorrer en este país en cuanto a cultura montañera, que no es otra cosa que educación, y eso trasciende a la montaña, es un problema social derivado del paupérrimo sistema educativo que tenemos el dudoso honor de poseer.

Desde aquí mi reconocimiento y apoyo a los guardas del refu. Animo chicos que muchos os agradecemos que estáis ahí.

Un par de fotitos para dejar un mejor sabor de boca después de tanto sobresalto...


... en la pre cima del Torreón que en pocos días tuve la oportunidad de coronar dos veces recorriendo también dos veces la maravillosa integral María Luisa-Torreón...





* Foto: Eduardo Calzada






... y otra en el quinto largo de la Ayuso/Espias a la María Luisa, en el paso de "V+" ajajajaj de la rarita chimenea...










1 comentario:

  1. Lo suscribo de cabo a rabo.
    GRACIAS a los guardas del Victory, actual y anterior. Y a todos los que les han ayudado en su mantenimiento y gestión. Es una labor ENORME

    ResponderEliminar

En breve aparecerá tu comentario, tan pronto lo apruebe el administrador.
Gracias por participar y comentar.