viernes, 12 de octubre de 2012

Algo más que un decálogo...





- No dejes restos o basura, NADA, incluso la organica.
   Llevaté algo de basura que no sea tuya, siempre que sea posible.
- Usa los accesos y senderos para no degradar el medio, las plantas y causar 
   el menor impacto.
- No seas escandaloso, a la naturaleza le gusta el silencio.
- Respeta los cupos, las zonas de aparcar, las fincas privadas, las regulaciones.
- No vayas a los sitios sin informarte y documentarte de las peculiaridades
  tanto del lugar como de lo que te vas a encontrar a la hora de escalar. Ser
  responsable es bueno para ti y para todos.
- Usa casco siempre y aseguraté de tener el material en buen estado.
- Cuida el material fijo de las escuelas, recuerda que detras, hay mucho tiempo,
  esfuerzo e inversión para que te lo encuentres áhí. Usa tu material en las
  reuniones.
- No abuses del magnesio. Limpia los excesos. Recuerda que una cosa es una
  pequeña "cleca fuera del agarre" y otra embadurnar completamente los
  cantos.
  Saturar los cantos no hace que agarren mejor, al contrario, además pejudican
  a los demás escaladores y la imagen de los bloques o vías.
- No practiques actividades de riesgo sin seguro, federado o no, pero cuanta
  más gente responsable sumemos más respeto y consideración se nos tendrá
  como colectivo.
- No dudes que practicar con el ejemplo es la mejor manera de educar, sin
  discutir con nadie.



A grandes rasgos estas cosas las podemos leer y encontrar en cualquier libro, guia, club, asociación...más o menos ampliadas y detalladas, basicamente son por todos conociadas, pero... Ay amigos, tenerlas "todas"... "siempre" en cuenta ya es algo más complicado....

Lo más dificil e importante, no es adquirir el conocimiento, sino saber ponerlo en practica.
"Quien esté libre de pecado, que tire la piedra"...
Por lo que a mí respecta desde luego que no puedo tirarla... en realidad supongo que casi nadie podría..
Todos hemos tenido que ir asimilando experiencias, vivencias que nos han ido haciendo un poco más conscientes...algo más sigilosos...
Es tan dificil ser sigiloso, pasar por un lugar sin apenas denotar nuestra presencia...
Hace alrededor de 10 años conocí la obra de Ekhart Tolle y el primer libro suyo que leí..."El poder del ahora"... me causó gran sensación y sembró una semilla ( como a tantisima gente por fortuna) que con diferentes altibajos propios de la condición humana y los factores externos fué floreciendo, a veces más rápido, otras más lentamente.
Como decía, por suerte hoy en día, el mensaje de ese libro que rapidamente se convirtió en best-seller, es conocido por un gran numero de personas en todo el mundo.

Es una inmensa suerte pertenecer a un pais "rico" y tener una vida lo suficientemente "cómoda" para tener el "libre" acceso a la cultura a un precio "razonablemente barato".
Aunque no creo que por ello, nos tengamos que creer más que nadie los que hemos tenido el privilegio de acceder a ciertos conocimientos, los cuales no son relevantes si no conseguimos ponerlos en práctica.
Hay millones de personas, que no necesitan leer estos libros, porque sus vidas son tan precarias que solo cubrir las necesidades vitales más básicas ya es un batalla diaria que les sume por obligación en un completo y continuo momento presente.

Nosotros que lo tenemos todo, y tenemos el gran regalo del tiempo libre, no es justo que nos permitamos tirarlo o perderlo, porque es un privilegio muy exclusivo.

Pero nos imponen un ritmo y unas necesidades de lo más antinaturales, para que no valoremos estas cosas y al final caemos en depresiones y vacios existenciales porque las cosas externas no aportan nada valioso, nada autentico...lo único que nos puede calmar ese vacio y esas malas sensaciones es el camino del crecimiento interior.

Hace unos meses, recordé ese mensaje en una entrada que titulé el "gerrero pacifico"
y resulta que hace pocos días me hablaron de una pelicula que no conocía, llamada "Peaceful warrior"... de la que dejo el enlace: http://vimeo.com/31362667 y que recomiendo vivamente.
Es una pelicula humilde, sin grandes alardes, sin más intención que dejar claro un mensaje identico al del libro de Tolle, por eso me pareció buena...

Esta pequeña casualidad, no casual, ya que cada vez creo menos en las casualidades, y más en que las cosas confluyen por si solas, es lo que me ha hecho volver a escribir sobre el tema.
Es el mismo mensaje aplicado a nuestro mundillo que autores-escaladores como Arno Ilgner o Ron Kauk por citar los primeros que se me vienen a la cabeza, nos han dejado en su obras.
Lo único que importa es el momento presente, es lo único real, lo demás nos distrae y nos pierde.
Por eso nos gusta tanto nuestro deporte, como todos los deportes en los que asumes un grado de riesgo, cuanto mayor es el riesgo, mayor es nuestra presencia en el momento presente.

El problema es que en cuanto ponemos el pie en el suelo, o dejamos de estar en riesgo, se nos olvida muy facilmente el mensaje.
De inmediato empezamos a hacer proyecciones mentales de lo bien o lo mal que lo hicimos, como nos sentimos, cual será la proxima vía, escuela, aventura...
Y caemos facilmente en evocaciones del pasado y proyecciones de futuro... todas ilusorias por supuesto.
¿Cuantas veces hemos sido deslumbrados o decepcionados con la imagen o desarrollo que nos habiamos hecho de un lugar o actividad que queriamos conocer?...
¿Cuantas veces hemos repetido cierta vía que recordábamos haber hecho con facilidad y ahora nos cuesta mucho, o de que nos costó muchisimo y ahora nos ha parecido fácil?...
Todo es porque lo que creemos real, no lo es, solo está en la mente, es pura ficción.
Lo único que existe es ahora, eso es lo real...

Es dificil es cierto, pero es que las cosas fáciles tienen menos mérito, con frecuencia el camino dificil nos brinda a la larga mayores recompensas.

Cuando estás consciente del momento, único e irrpetible, no ensucias, no estorbas, no te haces notar, no molestas, no perturvas a nada ni a nadie porque te das cuenta de todo, eso es lo más bonito creo yo, almenos así lo siento...

...al menos lo suelo intentar, día a día, a veces lo consigo, otras no, pero de algo creo estar seguro, cuando has vivido o sentido o entendido alguna vez el momento presente en condiciones normales, sin tratarse de una situación de riesgo, en ese momento ya estas en ello, ya no podras olvidar lo bien que te sientes y solo procuraras conseguir que esos momentos se repitan más veces y sean lo más duraderos posible...

2 comentarios:

  1. vaya foto guapa que te han sacado con la mochila morada esa...

    ResponderEliminar
  2. Si fuéramos respetuosos no haría falta este decálogo, no harían falta normas. El otro día Iñaki Gabilondo, en una entrevista que le hacían en televisión, aludiendo a la pérdida de educación y de valores que hemos sufrido en los últimos tiempos, dijo algo así: "pongamos que en un determinado lugar hay un cartel en el que pone prohibido escupir, y que lo quitan, ¿qué debemos entender, que ya se permite escupir o que ya no es necesario el cartel?" creo que por desgracia hoy día casitodos pensaríamos que se trata de lo primero.

    Por cierto, a mí tambien me gustaría saber quién es el autor de la caricatura (si lo conozco), es bueno.

    Carlitos Brown

    ResponderEliminar

En breve aparecerá tu comentario, tan pronto lo apruebe el administrador.
Gracias por participar y comentar.